24 de agosto de 2016

El maldito amor que tanto miedo da

Que si miente, que si dice la verdad.
Que si hoy no te llamo, o que si no para de escribirte.
Que si confia en vos, que si no confias en él.
Que si te enojaste, que si le fallaste.
Que si te lastimó, que si no se retractó.
Que si te quiere, o que si no le importas.
Que si te extraña o que si le da igual.
Que si te mira a vos, que si no te mira.
Que si torturas a tus amigas, o la que se tortura sos vos.
Que si no confiaste, que si no te sorprende.
Que si te rompió el corazón adrede, o si nunca se enteró.
Que si se lo dijiste. Que si lo gritaste.
Que si te retractaste. Que si te pidió perdón.

Qué huracan que me atraviesa. A veces me pregunto si sera producto de mi intensidad, o por el contrario, si la tormenta pasa con todos.
No quiero sentirme así, lucho conmigo misma, lucho con la entidad que mi cabeza le da. Y no puedo retractarme. Sé que no me miento cuando digo que nunca me pasó una cosa así. ¿Cómo no tener miedo? Si todo se aproxima tan rapidamente que no logro disiparlo. Si todo pasa en unos parpadeos. Estás acá. Me estas mirando. Te desnudas la mente y hablas. Y no se cómo disimular la catarata de emociones y sentimientos que me interpelan. No sé como disimular cuando despierto y solamente te soñe. Que no estás. Que estás y que no estás. ¿ Se entiende? No, claramente. ¿Cómo lo puedo explicar? si no lo entiendo ni yo...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario