23 de septiembre de 2012

No se si alguna vez alguien sintió que esta ingresando a la boca del lobo. Que se está metiendo en un campo donde no va a poder dar batalla.
Yo estoy ahí. Estoy en la puerta de un laberinto del que sé, no voy a poder salir. Y sin embargo, estoy ahí, con un pie dentro, píspeando como viene la mano, con ganas de meter el otro pie y zambullirme; sin especular quizá que va a ser de mi después, cuando todo estalle.
La verdad... no se si me importa mucho.
Quizás no me importa lo que pueda suceder cuando la bomba estalle, cuando tenga que dar batalla, cuando me pierda en el laberinto. Quizás tengo ganas de disfrutar el momento, nada mas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario