9 de agosto de 2012

No recuerdo que alguna vez me haya pasado algo así, me seduce lo que no fue. Es histérico, atractivo, bipolar, asfixiante, desquiciado, incluso obsesivo. Y no me importa.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario