3 de julio de 2012


La haces bien y aunque te hierva la sangre te encadenás para no llamar.
(...)
Te guardás el orgullo donde nadie pueda dudar de que lo tenés

No hay comentarios.:

Publicar un comentario