2 de diciembre de 2011

Nos tocaba crecer y crecimos.



Hace dos días que empezó diciembre. Hace dos días que caí,  note que comenzó el último mes del año y con esto, empezó  a terminar nuestra etapa.
Crecimos juntos, fueron parte de todas mis mañanas, de mis noches, de mis risas, de mis enojos y mis llantos.  Fueron parte de cada acuerdo para faltar, de cada puteada a una profesora, de cada machete, de cada guerra de tizas. Estuvieron en cada momento de mi vida.
Todavía recuerdo noveno, el pelo de Fran, las peleas de Cris, los primeros amores. Recuerdo de cada tarde algo hermoso... llego fin de año y empezamos la verdadera secundaria, fuimos a la mañana y cambiaron los esquemas de muchas cosas. Las primeras previas, otros amigos...siempre me acuerdo de las entrevistas futboleras que hacían en el final del salón y los recreos en el patio, todos juntos. Pasamos a segundo, fue un año feo, queríamos que llegara el 2011 ya, era de lo único que podíamos hablar... ¡Y llego!

Confieso que el 1/1/11 con el sonido de los primeros fuegos artificiales, salí a la vereda con mi copa en  mano, miré al cielo y dije: soy promo. Me sentí bien...así empezó lo mejor.
Juntarnos cada miércoles por la noche en la plaza para organizar, crear las canciones, bandera, pintar. Contar los días, las horas, los minutos hasta que... plaf! Llego esa noche en la quinta de Julián, fue lo mejor, irrepetible e inolvidable... Y así empezó todo...Parece ayer el primer matiné, cada caravana, cada fiesta y cada previa, cada ida a comprar alcohol, la semana del estudiante, parece ayer cuando contaba 150 días para llegar a SanCarlos...y parece ayer cuando llego el 20 de Octubre. Juntarnos en el centro alrededor de 200 chicos con un mismo sueño e ir, hasta ese micro que nos llevaba a buscar a esos 50 chicos que querían lo mismo que nosotros: Su viaje de egresados. Los mejores 10 días de mi vida, parece raro decirlo, pero me hicieron crecer, lamentablemente pasaron muy rápido, volví a Bragado un poco triste y con
ganas de llorar... sentía que habia terminado todo.

Paso noviembre y con él, la locura de la facultad, no saber qué hacer de acá en más fue un problema que pude resolver fácilmente. Y así, llegamos nuevamente al día de hoy, dos de diciembre, el día oficial en el que terminé la escuela y dejo atrás la etapa más hermosa que viví, la adolescencia más hermosa junto a las personas más hermosas. Me siento triste, sí, me cuesta creer que el próximo marzo, no voy a estar sentada frente a un pupitre, delante de un pizarrón, junto a todos mis compañeros, mis amigos, mi familia chiquitita y hermosa. Los voy a extrañar, cada momento, segundo e instante que vivimos juntos, no me gustan las despedidas, no quiero que esto lo sea,
 pero juro que los voy a recordar siempre así, con el amor inmenso que les tengo a todos y cada uno de ustedes.

A mi promo, simplemente gracias. Pasé el mejor año de mi vida, no existe ninguna palabra que lo pueda definir, son especiales y les deseo la mejor vida. A mis compañeros, saben el amor que les tengo, saben qué son y que los amo infinitamente... no me canso de repetir fueron lo mejor. Y a ellas, bueno, ellas son el mejor grupo de amigas que una mina puede pedir. Estuvieron, están y espero que estén siempre, viví las mejores cagadas de mi vida y no me arrepiento de nada. "Es dificil encontrar personas que te quiera, pase lo que pase. Yo tuve la suerte de encontrar tres de ellas" dice Carrie en uno de los capitulos de " Sex and the city. Yo puedo decir que tiene razón y
tambien puedo decir que soy mas afortunada todavia... tengo cinco.

Sé que es algo natural, es una etapa mas, todos pasaron por esto o lo van a pasar, pero es inevitable sentirse así, tmb sé, que cuando sea grande y recordemos vamos a reir a carcajadas, no importa que tanto nos separe la vida.














No hay comentarios.:

Publicar un comentario